Vive Múnich con nosotros. Visitas selectas en español. Somos una agencia turística en la que ofrecemos un nuevo concepto de visitas guiadas donde todos nuestros Guías son oficiales certificados.

Visita Nuestro Blog

+4915771675297
info@vivemunich-tours.com
Múnich, Alemania

Blog

Que ver en Múnich

El Ángel de la Paz, Friedesengel en alemán, más que un Monumento en Múnich.

El Ángel de la Paz (Friedesengel en alemán) es un monumento en Múnich que conmemora los 25 años de paz de la victoria alemana tras la guerra Franco-Prusiana (1870 – 1871). La primera piedra del Ángel de la Paz se colocó el 10 de mayo de 1896. Diseñado por Jacob Möhl, fue construido sobre la calle Prinzregentenstrasse en la orilla este del rio Isar. Se construyó con el esfuerzo conjunto de tres escultores: Heinrich Düll, Max Heilmeier y Georg Pezold; la fundición de bronce la hizo Ferdinand von Miller. Todo el conjunto (base, columna y estatua) mide 38 metros de altura. El memorial fue inaugurado el 16 de julio de 1899.

El ángel que corona la columna imita la estatua griega de la diosa de la victoria militar Nike Paioniosa que se encuentra en el monte Olimpo. La estatua de la diosa tiene un vestido hecho de pan de oro, sostiene una rama de olivo en su mano derecha como símbolo de paz y en la izquierda tiene la figura armada de la diosa Atenea, que representa la batalla y la sabiduría.

El Monumento al Ángel de la Paz se levanta sobre la terraza Maximilien en Múnich, descansa sobre un muro con tres hornacinas. La hornacina central tiene forma de gruta y sirve de telón de fondo a una hermosa fuente de agua, que está enmarcada por cuatro querubines montados sobre delfines. El monumento esta flanqueado por dos escalera decoradas con barandillas. La base de la columna está inspirada en el Erecteón del acrópolis de Atenas. Este templo tiene forma de sala abierta sostenido por ocho cariátides y cuatro columnas que contienen los retratos de los emperadores, cancilleres y generales como el Kaiser Guillermo I y el Rey Ludwig II que intervinieron en esta guerra a favor de Alemania. Dentro del atrio hay cuatro grandes mosaicos dorados que representan respectivamente alegorías de la paz, la guerra, la victoria y las bendiciones logradas a través de la cultura.

La terraza del monumento ofrece una vista maravillosa de la ciudad. La gente de Múnich se reúnen aquí por la noche para disfrutar del atardecer envuelto en un paisaje urbano. Especialmente las tardes de verano ofrecen momentos románticos esperando la caída del sol cuando la fuente de abajo se ilumina mientras la Diosa Nike vigila eternamente la ciudad de Múnich.

Deja un Comentario:

You don't have permission to register